REVISTA

picture

Dios siempre lee tú vida, ¿Quieres tú leer la suya? Pase lo que pase, no podemos quitar nuestra mirada de Dios, El nunca deja de mirarte, su mirada está llena de ternura; te invitamos a que leas tú vida desde los ojos de Dios.

Origen
Comparte este artículo:
Dos grandes pilares se deben tener en cuenta a la hora de hablar sobre la génesis de los Siervos del Espíritu Santo...
La Renovación Carismática Católica y la fundación del Seminario Misionero del Espíritu Santo. Dice al respecto el gran teólogo Yves Congar: "la Renovación en el Espíritu no es simplemente una moda, sus frutos se perciben inmediatamente: se trata de una fuerza espiritual que cambia vidas. No es una mero avivamiento, sino una verdadera renovación, un rejuvenecimiento, un frescor, una actualización de posibilidades nuevas que surgen de la Iglesia Católica siempre antigua y siempre nueva". El mismo teólogo, que no desconoce la eclosión de carismas que se manifiesta en ella, dice sobre este punto: "la Renovación lleva la vitalidad de los carismas al corazón de la Iglesia. No tiene desde luego, el monopolio de los carismas, pero eleva muy alto su bandera y contribuye a dar publicidad al tema" (EL Espíritu Santo, p 357). En resumen: los cambios evidentes de vida, experimentados como resultado de la acción del Espíritu, y las múltiples manifestaciones carismáticas en favor de la comunidad y de la evangelización han dado nacimiento a la Renovación Carismática Católica y aseguran su crecimiento constante.   

Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo, un abanderado en esta expresión espiritual, deseaba una fundación que se dedicara en un principio a vivir la experiencia de la Renovación Espiritual. En su autobiografía se constata que tenía un profundo amor por la misión: “Mi amor a las Misiones surgió desde mi infancia. Durante mis estudios de Filosofía, deseé de nuevo ingresar al Seminario de Misiones de Yarumal (ya lo había intentado antes de entrar al Seminario de Medellín) pero no pude hacerlo… Ese afecto a las Misiones nunca ha desaparecido de mi alma”. Así, este deseo se manifestó cuando el 4 de Septiembre de 1980, por medio del Decreto firmado por todos los obispos de la Provincia Eclesiástica de Medellín, fundó el Seminario Misionero del Espíritu Santo.

La prensa regional, en el periódico "El Colombiano", dio a conocer la noticia poco tiempo después, publicando que en La Ceja se abría un seminario “Para vocaciones de la Renovación Carismática”. Esta noticia motivó a muchos jóvenes que participaban de los grupos de oración a ingresar al seminario que nacía con el nombre de “Misioneros del Espíritu Santo” (MIES). Los aspirantes se encontraron con la sorpresa de que el seminario era para formar sacerdotes misioneros independientes de la espiritualidad de la Renovación Carismática; sin embargo el seminario permitía algunas manifestaciones más significativas de la RCC tales como los grupos de oración, los testimonios y el entusiasmo que caracteriza esta corriente.

El primer rector del seminario, el Pbro. León Villegas, permitió que quienes habían llegado con la experiencia carismática pudieran agruparse para vivenciar su espiritualidad junto a la vivencia de la Eucaristía, presidida por Monseñor Alfonso Uribe el día sábado, en la ciudadela de Jesús. Prontamente, se fue gestando la idea, de algunos jóvenes seminaristas, de asociarse; Ricardo Giraldo, Carlos García Lleras, Jorge Uriel Duque, entre otros, que invitaban a compartir esta experiencia carismática, realizando seminarios de vida nueva, grupos de oración, soñando con la fundación de una casa y recibir clases en el seminario o en la universidad. Nacida la idea, se planteó la inquietud a Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo. Mientras tanto se continuaba con los grupos de oración, las reuniones y los proyectos.

El segundo rector del MIES, el Pbro. Alonso Llano Ruiz, observó la situación y pidió a Monseñor Alfonso Uribe oficializar la asociación para quienes querían continuar viviendo y profundizando la experiencia de renovación en el camino de formación con miras al sacerdocio. Los primeros integrantes fueron: Ricardo Giraldo, Jorge Uriel Duque, Elías Rojas, Jorge Esguerra, Eder Támara, José Pérez, Alfonso Pavón, José Domingo Ruiz Carranza, Luis Enrique Villegas, Camilo García, Jorge Hernán Puerta Vélez, Diego León Burticá, Carlos E. García, José Raúl Ospina, Luis Eduardo Moreno, en 1983. Al año siguiente ingresaron: Eliodoro Prada, Carlos Alberto Castaño Arango, Carlos Arturo Hoyos Villa, Rufino Pérez, Carlos Ortiz Aguilar; y al frente los Padres Darío Gómez y José David Henao; este último estuvo a lo largo de 21 años al frente de la obra como director general.

En medio de retiros, desiertos, vigilias de oración, seminarios de vida en el Espíritu, pastoral renovada, fue tomando forma hasta su consolidación efectiva el 10 de agosto de 1983 mediante el decreto de erección canónica de Siervos del Espíritu Santo 06-86, del 5 de mayo de 1986. La construcción de la casa se inició en octubre de 1983, los planos fueron diseñados por el Pbro. Héctor Salah, actual Obispo de Riohacha, (Guajira). La Asociación Sacerdotal Siervos del Espíritu Santo, por consiguiente, está conformada por los diáconos y presbíteros que, incardinados a la Diócesis de Sonsón-Rionegro y bajo la autoridad de su Obispo, se asocian para dedicar su vida, por un especial llamamiento del Señor, a impulsar y orientar la Renovación Espiritual en las Iglesias particulares que lo soliciten. A ella se unen los seminaristas que, aspirando a la misma vida y ministerio, siguen el proceso formativo establecido en la diócesis para llegar a ser parte de esta Asociación.
Comparte este artículo:
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 
¿Has escuchado nuestra emisora virtual LA RC?
 

Twitter

Eventos & Noticias

Febrero 28 - 2 Marzo

RETIRO DE SANACIÓN INTERIOR

Marzo 16

FESTIVAL SES 2014

Abril 16 - 20

RETIRO DE SEMANA SANTA

Mas Eventos